Pulsa para ir al inicio
Logo Humor
Logo

Frases célebres
(Juan Ramón Jiménez)

Frases célebres

Buscar frases por:

Autores

Temas

Proverbios

Juan Ramón Jiménez

Juan Ramón Jiménez Mantecón fue un poeta español nacido el 23 de diciembre de 1881 en Moguer, Huelva.
   Hijo de Purificación Mantecón López-Parejo y de Víctor Jiménez, dedicados al comercio de vinos. Se crió en el seno de una familia pudiente.


De joven pensó en dedicarse a la pintura, pero cuando un periódico publicó sus primeros versos, se decidió por la poesía. Cursó estudios en la Universidad de Sevilla.
   En 1900 llegó a Madrid, donde fue amigo de Rubén Darío y Valle-Inclán. En ese mismo año murió su padre y sufrió una gran depresión. Después de pasar por diversos sanatorios regresó a Moguer, donde se dedicó a leer y a escribir.


Realizó varios viajes a Francia y más tarde a Estados Unidos, donde se casó con la que ya sería su compañera para toda la vida, Zenobia Camprubí.
   Un libro suyo escrito en prosa poética es Platero y yo (1917), donde funde fantasía y realismo en las relaciones de un hombre y su asno. Es el libro español traducido a más lenguas del mundo, junto con Don Quijote de Miguel de Cervantes.

   Recibió ya casi moribundo, la noticia de la concesión del Premio Nobel de Literatura en 1956.
   Juan Ramón Jiménez falleció el 29 de mayo de 1958 en Santurce, Puerto Rico.

Fuente: buscabiografias.com

Frases y citas de Juan Ramón Jiménez (65)

  • Precisamente un hombre es un poeta cuando puede ser, espontánea y naturalmente, lo que es.

  • Ser breve, en arte, es suprema moralidad.

  • En una decadencia de hermosura, la vida se desnuda, y resplandece la excelsitud de su verdad divina.

Publicidad

  • Fabricaré en mi sombro la alborada, la lira guardaré del vano viento, buscaré en mis entrañas mi sustento.

  • En este libro quiero dejar en pie al Madrid eterno, lo bueno y bello de antes y de hoy... Y un poco de lo de mañana.

  • La literatura es un estado de cultura, la poesía es un estado de gracia, antes y después de la cultura.

  • Un estado permanente de transición es la condición más noble del hombre.

  • ...Más tan crueles dolores ni amarguras no sufriría yo, si un beso ardiente de dulzura lleno, me dieras tú, mi amor.

  • Es tan igual a mí, tan diferente a los demás, que he llegado a creer que sueña mis propios sueños.

  • Si te dan un papel pautado, escribe por detrás.

  • El poema debe ser como la estrella, que es un mundo y parece un diamante.

  • Cuando cojo este libro, súbitamente se me pone limpio el corazón, lo mismo que un pomo cristalino.

  • Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol verde, sin pozo blanco, sin cielo azul y plácido... Y se quedarán los pájaros cantando.

  • Mis únicas dos armas: tiempo y silencio.

  • ¡Qué quietas están las cosas! Y qué bien se está con ellas.

  • ¿Quién sabe qué está pasando al otro lado de cada hora?

  • Amor, eres eterno como la primavera.

  • Era uno de esos pobres niños a quienes no llega nunca el don de la palabra ni el regalo de la gracia; niño alegre él y triste de ver, todo para su madre, nada para los demás.

  • Platero es un burro pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

  • La poesía es un intento de aproximación a lo absoluto por medio de los símbolos.

  • Jamás un paisaje podrá ser idéntico a través de varios temperamentos de músicos, de pintor, de poeta. Cada paisaje se compone de una multitud de elementos esenciales, sin contar con los detalles más insignificantes, que, a veces, son los más significativos.

  • Tono blanco. El sol muere. Blancos difíciles, inpintables ¡Oh Claude Monet! Blancos de todos los colores.

  • ¡Qué goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!

  • Más tan crueles dolores ni amarguras no sufriría yo, si un beso ardiente de dulzura lleno, me dieras tú, mi amor.

  • Si, la inactualidad. Vivir siempre una vida de después o de nunca, agua de este desierto.

Publicidad

  • No soy yo. Soy este que camina a mi lado, a quien no veo, a quien a veces logro visitar, y a quien en otras ocasiones olvido; que permanece calmado y silencioso mientras hablo, y perdona, gentilmente, cuando odio, que camina donde no estoy, que permanecerá de pie cuando muera.

  • La delicadeza es la mano derecha de la inteligencia.

  • ¡Qué triste es amarlo todo sin saber lo que se ama!

  • El hombre es libre, tiene que ser libre. Su primera virtud, su gran hermosura, su gran amor es la libertad.

  • La muerte es el reposo, del día de la vida; para que despertemos descansados en el día total del infinito.

  • ¡En el amor está la estrella! ¡A ver quién puede cojerla!

  • La luna asombra mi vida como si fuera una ilusión.

  • Vivir no es más que venir aquí a morir, a ser lo que éramos antes de nacer, pero con aprendizaje, experiencia, conocimiento de causa y quizás con voluntad.

Publicidad

  • Una fantasía puede ser equivalente a un paraíso y si la fantasía pasa, mejor aún, porque el paraíso eterno sería muy aburrido.

  • Cuando el amor se va, parece que se inmensa.

  • Desconfiad de vosotros cuando comencéis a gustar, cuando el elogio a lo vuestro sea unánime.

Crea tu tienda online

Tú tienes los productos – nosotros te damos la tienda!

  Descubre cómo puedes crear una tienda online para tu negocio y comenzar a vender tus productos en Internet, usando nuestro efectivo sistema sueco de eCommerce redtienda.


Crea una tienda

Aprende Más


  • En la soledad no se encuentra más que lo que a la soledad se lleva.

  • El poeta no es un filósofo, sino un clarividente.

  • Quizás esta vida momentánea nuestra, es sólo la luz que divide nuestro origen infinito de nuestro fin infinito.

  • Un ruiseñor, fascinado por las gracias de una rosa, todas las noches constante, le cantaba su pasión.

  • Siento una aguda nostalgia, infinita y terrible, por lo que ya poseo.

  • ¡Recuerdos secretos que no están en el camino de nuestros otros recuerdos!

  • La luna asombra mi vida como si fuera una ilusión.

  • El atardecer cae. No hay nada gentil en el cielo.

  • Un pájaro, en la lírica calma del mediodía.

  • ¡Que mis lágrimas corran! Ya hay flores, ya hay fragancias y cantos; si alguien ha soñado en mis besos, que venga de su plácido ensueño a besarme.

  • He mirado a las rosas y me he acordado de ti.

Publicidad

  • El hombre urbano es un árbol desarraigado, puede sacar hojas, flores y producir fruta, ¡pero qué nostalgia su hoja, flor y fruta siempre tendrán de la madre tierra!

  • Si los poemas te complacen más que mis labios, nunca te daré otro beso.

Publicidad

  • El mayor asesino de la vida es la prisa, el deseo de llegar a las cosas antes del tiempo correcto, lo que significa excederlas.

  • Yo nunca he escrito ni escribiré nada para niños, porque creo que el niño puede leer los libros que lee el hombre, con determinadas excepciones que a todos se le ocurren. También habrá excepciones para hombres y para mujeres.

  • Te quité pétalo tras pétalo, como si fueras una rosa, para ver tu alma, y no la vi.

  • Mi libertad consiste en tomar de la vida lo que me parece mejor para mí y para todos; y en darlo con mi vida.

  • A tu abandono opongo la elevada torre de mi divino pensamiento. Subido a ella, el corazón sangriento verá la mar, por él empurpurada.

  • El éxtasis dinámico es romanticismo absoluto, heroísmo absoluto.

  • Te dejé sin habla, como una rosa, para ver tu alma, y no la vi. Pero todo a su alrededor -horizontes de la tierra y de los mares-, todo, hasta el infinito, estaba lleno de una fragancia, enorme y viva.

  • Jamás un paisaje podrá ser idéntico a través de varios temperamentos de músicos, de pintor, de poeta. Cada paisaje se compone de una multitud de elementos esenciales, sin contar con los detalles más insignificantes, que, a veces, son los más significativos.

  • Puede ser muy rica la literatura por su profundidad de estilo, de metáfora, de concepto, por su física cerebral; pero hay una profundidad más nueva, la profundidad insondable, el sentimiento verdadero de lo que no tiene fondo.

  • Todos los países deberían darse cuenta de que su giro hacia la dominación mundial, la dominación porque sus derechos coinciden más o menos con el carácter o el progreso de la época, debe terminar con el cambio provocado por este progreso.

  • Lo que más indigna al charlatán es alguien silencioso y digno.

  • He sentido que la vida se ha apagado. Sólo viven los latidos de mi pecho; es que el mundo está en mi alma.

  • No dividí mi vida en días, sino mis días en vidas, cada día, cada hora, toda una vida.

  • ¿Por qué huiste de mí? ¡Ay quién supiera componer una rosa deshojada; ver de nuevo, en la aurora verdadera, la realidad de la ilusión soñada!

  • Sé que mi obra es lo mismo que una pintura en el aire.

  • ¿Qué es el ser ante el color del mundo? El color del mundo es mayor que el sentimiento del hombre.

Efemérides literarias

Sitios
relacionados


Lifeder

Psicología y mente, reflexiones.

Proverbia

Frases de famosos

Frases y pensamientos

Citas y aforismos

PsicoActiva

Frasespedia

Mundifrases

Frasess.net

Frasesbuenas.net

Akifrases.net

Frases de la vida

Publicidad

Todos los premios Nobel de Literatura

Crea tu tienda online

Tú tienes los productos – nosotros te damos la tienda!

  Descubre cómo puedes crear una tienda online para tu negocio y comenzar a vender tus productos en Internet, usando nuestro efectivo sistema sueco de eCommerce redtienda.


Crea una tienda

Aprende Más


Publicidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información accediendo a nuestra política de cookies.